Monday, February 13, 2006

De ojos grandes

Dulces, suaves, tibios, huelen casi a polvos de talco. Esas caras de barba escasa que no dejan rastros en la barbilla y las mejillas. Esos dientes simétricos, blancos y bien colocados, que muestran en una sonrisa perfecta de labios gruesos. La suavidad de la piel sin vello. Manos y brazos que no se atreven a imprimir fuerza. Y sus ojos. Sus ojos grandes y redondos que siempre están mirando, como esperando una aprobación, o una sonrisa satisfecha, buscando no se sabe el qué en el fondo de los tuyos. Los últimos eran ojos que jamás había visto. Ojos de tierra y mar. Grandes y redondos.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home